5.10.07

Terco


Había que cerrar los ojos y dejar de respirar durante el mayor tiempo posible. Durante la guerra, los únicos cuerpos a salvo eran los cadáveres, a veces sería necesario hacerse pasar por uno.